"En la escala de lo cósmico sólo lo fantástico tiene posibilidades de ser verdadero." Theilhard De Chardin

28 de febrero de 2011

Memento Mori: Fotografía Post Mortem


En el siglo XIX estaba de moda entre las clases altas retratar a sus fallecidos con poses como si aun estuviesen llenos de vida con el fin de perpetuar un alegre recuerdo de estos.



El fotógrafo, especialista en este tipo de fotografías en la época, recreaba actitudes, escenarios y posiciones comunes con el fin de obtener una imagen rutinaria de la vida del fallecido, que generalmente moría víctima de alguna enfermedad.

Si en un principio los más supersticiosos pensaban que una fotografía te robaba el alma, todo lo contrario sucedía en este tipo de casos, que perseguían reflejar la vida que tuvo el finado sin superstición alguna de por medio.


La mayoría de los retratos póstumos se caracterizan por los variados artilugios de los que se servían los fotógrafos para embellecer la imagen y despojarla de la crudeza de la muerte, intentaban algún tipo de arreglo para mejorar la estética del retrato. En algunos casos se maquillaba al difunto o se coloreaba luego la copia a mano.

Los difuntos, por otra parte, eran sujetos ideales para el retrato fotográfico, por los largos tiempos de exposición que requerían las técnicas del siglo XIX. En la toma de daguerrotipo la exposición seguía siendo tan larga que se construían soportes disimulados para sostener la cabeza y el resto de los miembros de la persona que posaba evitando así que ésta se moviera.





A veces, agregaban elementos icónicos -como por ejemplo una rosa con el tallo corto dada vuelta hacia abajo, para señalar la muerte de una persona joven, relojes de mano que mostraban la hora de la muerte, etc.

Los retratos mortuorios privados podían encuadrarse en tres posibles categorías según la manera en que se retrataba al sujeto:

Simular con vida: en un intento por simular la vida del difunto se los fotografiaba con los ojos abiertos y posando como si se tratara de una fotografía común, por lo general junto con sus familiares, es muy notorio cual es la persona sin vida ya que al no tener movimiento alguno sale muy nítida en la imagen y no así sus familiares, las tomas se solían retocar a mano usando coloretes o pintando los ojos sobre los parpados cerrados.



En esta foto cuesta saber cual de las dos chicas
es la que ha muerto, supongo que por la postura
de las manos se trata de la que esta de pie.


La postura de las manos y los ojos retocados
después de la toma son los que delatan
el cuerpo sin vida de la niña.




Aunque su expresión podría engañar, la rigidez de
sus miembros se aprecia claramente.




El fotógrafo en esta ocasión ha conseguido aparencia
de vida, tal vez lo mas inquietante es la postura
imposible de los pies.




Lo chocante de esta toma es que mientras los
padres muestran una tristeza evidente, la chica
parece estar sonriendo.



Aunque parezca increíble todas estas mujeres
están muertas.


Simular dormido: por lo general se realiza con los niños se los toma como si estuvieran descansando, y en un dulce sueño del cual se supone que despertaran. en algunos casos los padres los sostienen como acunándolos para aportar naturalidad a la toma.


Una niña posa con mucha tristeza junto
a su hermana fallecida.


De nuevo la expresión de tristeza de la madre
es lo que más impacta de la foto.

Familias enteras en un accidente tal vez, ya que todos los miembros
presentan los mismos traumatismos en la cabeza.

Sin simular nada: se los fotografía en su lecho de muerte, en este tipo de tomas se agregaban flores como elemento ornamental, que no existían en el resto de las fotografías post mortem.







En algunas ocasiones el afán de los familiares del fallecido por obtener un recuerdo, junto con la poca habilidad del fotógrafo, daba lugar a imágenes bastantes chocantes y desagradables.




Otras en cambio daban impresión de descanso, el cadaver posee en todo momento una expresión confiada y de reposo , lo que no causa ningún tipo de turbación en los observadores.


Los finales de la fotografía post mortem llegaron a mediados del siglo XX, con la popularización general de las cámaras fotográficas modernas, que permitieron fotografiar a la gente en vida realizando actividades normales. Son fotos con menos encanto, pero posiblemente más agradables para la gente.


Fuentes:
wikipedia.org
101room.wordpress.com

Tal vez te interese:
Cosméticos radiactivos de principios del s.XX

6 comentarios:

  1. realmente maravilloso este blog!!!!! son justamente los temas que siempre me han interesado. Sigue asi!!!!

    ResponderEliminar
  2. esta muy bueno este tema. justo lo q necesitaba para la tarea de historia ... muchas gracias

    ResponderEliminar
  3. impactante; e sentido diferentes sensaciones, algunas imposibles de expresar, una de ellas es, el dolor que las personas sufren con la perdida de un ser querido, a lo que llegan, para tener un recuerdo del familiar perdido para siempre.
    mi mas enhorabuena al publicador del reportaje

    ResponderEliminar
  4. dios... quien publica este foro que se lo haga mirar y ya quien felicita esta labor ... que acuda al medico cuanto antes porque no es normal. de verdad, solo buscaba info de un accidente en camping para cubrir una documentacioon y me encuentro esta pag. para deleite de los morbosos enfermos... dejar a los muertos descansar en paz... porfavor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola anónimo! Me llamas enferma a mí y a los que felicitan mi entrada pero, con todo respeto, tú has entrado buscando una información concreta y eso a lo que tú llamas morbo te ha traído hasta esta página. No te atormentes, se llama curiosidad y no es necesario acudir al médico. Un saludo y gracias por tu comentario, yo cuando detesto un blog no me molesto ni en comentar.

      Eliminar